Cambia de hábitos de una manera consciente

Es posible cambiar de hábitos siguiendo las reglas de las “P”

PLANIFICACIÓN:

El primer paso es poder planificar y ordenar los cambios alimenticios que quieres hacer, reordenando la cocina, los armarios de cocina, y filtrar los alimentos no saludables en el momento de la compra, Aunque esto parezca fácil o pueda no parecer importante, es fundamental para que el cambio de hábitos suceda de una manera más fluida y adecuada.

PREPARACIÓN:

La preparación hace referencia a la elaboración de tus comidas y a la practicidad de las recetas, comer sano no significa hacer comidas elaboradas, ni complicadas. Hay personas que no saben cocinar o simplemente no les gusta, es importante tener en cuenta las elaboraciones de las recetas y menús previamente planificadas y/o preparados para que el hábito alimenticio pueda sostenerse en el tiempo.

PRIORIZACIÓN:

Consiste en dar prioridad a tu proceso de cambio, a lo que quieres cambiar y además priorizar lo que necesitas poner en práctica en cada comida del día, para no dar lugar a excusas que te alejen de la meta.

PROGRESIÓN DEL PROCESO:

Hay que respetar al máximo el proceso en sí mismo, los tiempos en el cambio de hábito varían de una persona a otra, por lo que es indispensable ser consciente de ello para no generar ansiedad y/o expectativas que no sean reales.

PACIENCIA:

La paciencia es necesaria para poder lograr el objetivo. Hay que tener paciencia contigo mism@ en especial cuando aparezcan las recaídas alimenticias, como la sensación de falta de control o de una inadecuada gestión, recuerda que esos días estarán presentes por lo que la paciencia y la compasión serán necesario para el aprendizaje y la continuación del cambio de hábito.  

PERSEVERANCIA:

Ser constante es una de las claves del éxito, practicar una u otra vez los cambios en la alimentación te permitirá lograr el objetivo. Es normal la recaída en el cambio de hábito, por lo tanto, es posible que surjan los pensamientos de no ser capaz de poder lograrlo, perseverar es indispensable para llegar adonde tú quieres.

Si bien, todo lo que describo anteriormente es de sentido común, no es tan fácil en muchas ocasiones llevarlo a cabo, ya que puedes verte obligado a dejar el proceso del cambio de hábito por diferentes dificultades que se pueden ir presentando en tu día a día, ir de la mano de un profesional te ayudará a concretar el propósito sin perder el foco de atención.

+ Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter