Comer con consciencia

Hoy en día es normal oír hablar del Mindful Eating, término que en nuestro idioma equivale a “comer con consciencia”. Comer desde la consciencia y no desde el miedo o las fobias nos ayuda a: serenarnos, comer más despacio, adelgazar, disminuir el hambre compulsiva, y evitar los atracones y la depresión.

Hay muchos mitos sobre la alimentación que llevan a muchas personas a sentir miedo por comer ciertos alimentos, incluso a suprimirlos de su alimentación diaria como, por ejemplo, el arroz, la pasta, el pan o las legumbres (los más comunes). También se puede generar quimiofobia que da lugar a no comprar nunca alimentos mínimamente procesados por el miedo a los conservantes que contienen. Por supuesto que no hay nada mejor que consumir siempre alimentos frescos y mucho mejor si vienen directamente de la huerta, pero esto no siempre es posible, por falta de tiempo o la falta de planificación. Es habitual tener productos mínimamente procesados en nuestros armarios y congeladores, como verduras, legumbres, etc. Por eso es importante no generar miedos y etiquetar los alimentos como peligrosos cuando realmente no lo son. 

Cabe destacar que hoy en día comemos de una forma muy segura, dado que los controles sobre la producción alimentaria cada vez son más exhaustivos. La importancia de tener consciencia sobre los alimentos mínimamente procesados que elegimos es de suma importancia, porque por más que exista seguridad hay ciertos tipos de procesados que no aportan ningún tipo de nutriente y que consumirlos con demasiada frecuencia tiene un impacto negativo en el organismo, como en el aumento de peso, el aumento del colesterol y del azúcar en sangre, entre otros.

Por lo tanto, disminuir el consumo excesivo de productos ultra-procesados es el primer punto importante a la hora de mejorar un plan de alimentación, optando por alimentos mínimamente procesados sólo en caso de que sea necesario, si no te gusta cocinar mucho o no quieres destinar tiempo a ello, pero siempre tener presente que una alimentación basada en alimentos frescos son la mejor opción.

El despertar de una consciencia más saludable, no solo para tu organismo sino para el impacto medio ambiental, es un propósito más a trabajar en la consulta nutricional. El compromiso que puedes adquirir contigo mismo impactará en todo lo demás, en las personas que te rodean y en el medio ambiente.

+ Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter