Saltar al contenido

¿Cuánto engorda el coco?

septiembre 16, 2022

Nutrición del coco

Antes de profundizar en si el aceite de coco es realmente un ingrediente que puede ser eficaz para la pérdida de peso, es una buena idea obtener una comprensión básica con respecto a su contenido de grasa. Sí, el aceite de coco tiene altas concentraciones de grasa, y hay opiniones divididas respecto a si es un “buen tipo” o no.

El coco contiene grasas saturadas (hasta un 92%), pero una variedad natural (no fabricada artificialmente). En general, la cantidad total de ácidos grasos del aceite de coco apenas llega al 100%. El aceite de coco también tiene un 6,4% de ácidos grasos monoinsaturados y aproximadamente un 1,5% de ácidos grasos poliinsaturados. (1)

Por lo tanto, los escépticos pueden advertir que el aceite de coco engorda bastante. ¿Cómo puede entonces ser bueno para perder peso? Los partidarios del aceite de coco argumentarán que el tipo de grasa saturada y sus mecanismos en el cuerpo marcan la diferencia entre “no ir” y “un poco puede hacer algo bueno”.

No todas las grasas saturadas son iguales. Algunas se producen de forma natural, mientras que otras han sido expuestas a procesos de fabricación. Hay varias variedades de componentes grasos en los alimentos que se someten a un proceso de manipulación artificial conocido como hidrogenación. La adición de átomos de hidrógeno durante un proceso de calentamiento altera el estado de una sustancia, creando un producto de grasa saturada a menudo poco saludable. Tales productos han adquirido una mala reputación y con razón. Muchos de ellos se asocian a niveles elevados de colesterol (lipoproteína de baja densidad / colesterol LDL), enfermedades cardíacas y aumento de peso. El proceso de hidrogenación crea efectivamente productos que tienen una vida útil algo más larga para el consumidor; un ejemplo podría ser los aceites vegetales añadidos a las pastas de untar.

  ¿Cuál es el cereal menos dañino?

Aceite de coco

El coco crudo es una sabrosa delicia tropical, pero la nutrición de la carne de coco es complicada. Tiene un alto contenido en grasa, pero es una rica fuente de muchas vitaminas y minerales. Como muchas otras cosas en nuestra dieta, es una buena opción con moderación.

Lo que hace que el coco sea único es el hecho de que, aunque el 89% de la grasa total es saturada, la mayoría de las grasas son triglicéridos de cadena media (MCT), que se metabolizan de forma diferente a los ácidos grasos de cadena larga. Eso es lo que proporciona gran parte de los beneficios de la carne de coco.

Según un artículo de enero de 2014 publicado en el Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics (JAND), los MCT no requieren la unión de proteínas para moverse por el cuerpo. Como tal, son una fuente de energía preferida por el cuerpo.

Según un estudio de junio de 2016 publicado en el Journal of Lipid Research, los MCT entran fácilmente en las células y no se descomponen, lo que permite utilizarlos como fuente inmediata de energía. Esto reduce la posibilidad de que se almacenen como exceso de grasa.

Si bien su consumo excesivo podría provocar problemas para perder peso, un estudio de febrero de 2015 publicado en JAND demostró que el intercambio de ácidos grasos de cadena larga por ácidos grasos de cadena media podría promover la pérdida de peso sin efectos secundarios negativos. Aunque es prometedor, se necesitan más investigaciones para confirmarlo y determinar la dosis adecuada para el control de peso.

  ¿Cuántos gramos de aceite caben en un vaso de yogurt?

¿Cuánto coco se puede comer?

P: Algunos de mis amigos hablan maravillas de los beneficios para la salud del aceite y la leche de coco, y los añaden a sus dietas. Siempre he pensado que el coco contiene una grasa “mala”, así que ¿cómo puede ser bueno para mí?

R: Los productos de coco son cada vez más populares por sus supuestos beneficios para la pérdida de peso y la salud, como la lucha contra las enfermedades cardíacas, el cáncer y los trastornos inmunológicos. El aceite de coco se extrae de la pulpa del coco (para más información sobre la leche de coco, véase ¿No tienes leche?). El aceite de coco tiene un 92% de grasas saturadas y, por tanto, eleva los niveles de colesterol de forma similar a las grasas animales (mantequilla, manteca de cerdo). Sin embargo, contiene un tipo único de grasa saturada de cadena media llamada ácido láurico que, según las investigaciones, eleva los niveles de colesterol HDL o “bueno”, lo que puede reducir el riesgo general de enfermedades cardíacas. Como alimento vegetal, el coco también contiene fitoquímicos o antioxidantes que combaten las enfermedades. Algunas investigaciones sugieren que el aceite de coco puede estimular el metabolismo. Sin embargo, los investigadores de la salud están de acuerdo en que los estudios sobre los productos del coco son pequeños y de duración demasiado corta para demostrar un beneficio a largo plazo con la pérdida de peso o la enfermedad.

Desventajas de comer coco

Los artículos de Verywell Fit son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud especializados en nutrición y ejercicio. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

  ¿Qué patata dura más?

En Estados Unidos, el coco fresco y entero se considera un alimento exótico. Sin embargo, cada vez es más fácil encontrar cocos enteros o trozos de coco en los mercados locales con su aumento de popularidad. El coco rallado se encuentra habitualmente en las tiendas de comestibles.

Un trozo de carne de coco fresco de 2″ x 2″ x 1/2 (45g) aporta 159 calorías, 1,5g de proteínas, 6,8g de carbohidratos y 15,1g de grasas. El coco es una excelente fuente de fibra, potasio, manganeso y selenio. La siguiente información nutricional es proporcionada por el USDA.

Un trozo de carne de coco fresca y sin endulzar tiene sólo 6,8 carbohidratos, la mayoría de los cuales son fibra insoluble, una forma no digerible de carbohidrato dietético. La fibra insoluble aporta volumen a las heces y puede ayudar a prevenir el estreñimiento y la aparición de hemorroides.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad