La comida y la relación con el amor.

banner la comida y la relacion con el amor

Para ti, ¿la comida es sustituto del amor?

La alimentación y el amor están relacionados desde el mismo momento en que nacemos. Cuando nace un bebé, una de las primeras cosas que hace es recibir alimento. Una madre o un padre cuando da de comer a su bebé, además de brindarle el alimento necesario, le transmiten amor, seguridad, protección, es una manera de estar conectados y de enseñar el inicio del autocuidado.

De una forma u otra, la alimentación representa la vida, sin los alimentos la supervivencia humana no existiría. Los alimentos nos conectan con nuestro cuerpo y nos conectan con la naturaleza.

Pero ¿qué ocurre cuando la comida se vuelve permanentemente un sustituto del amor? 

Cuando reemplazamos los abrazos, los besos, la atención, el cariño, por comida, entonces se convierte en un problema y no siempre es fácil de averiguar si nos encontramos en una situación de alerta. Puede ocurrir que en algún momento de la infancia o en la adolescencia una persona haya tenido alguna carencia en el ámbito familiar, y sin darnos cuenta utilizamos la comida para sustituir esa falta. 

En muchas ocasiones, se utiliza la comida para tapar sentimientos como el dolor, dejando de lado como protagonista al amor. Algunas personas para protegerse del malestar o de personas que le hicieron daño utilizan la comida como medio para poner distancia con los problemas, que en muchas ocasiones no son latentes. En este tipo de situaciones, la comida parece que puede ser un gran compañero para esconderse, pero indudablemente no es un buen aliado. Realmente, tratar de tapar un problema a través de la comida no es la solución, como tampoco es una solución estar a “dieta” y que sea insostenible en el tiempo.

Quizás el primer paso sería preguntarte ¿qué relación quieres tener con la comida?, quieres seguir tapando lo que realmente te sucede o quieres encontrar esa paz que te lleve a estar plen@ contigo mismo, tomar conciencia de ti y de una alimentación sana, del respeto a tu cuerpo y comprendiendo que la comida no es sustituto del amor.

Bibliografía:

  • Artículo inspirado en “La comida no es amor” de Julio Bevione. https://juliobevione.com/