La unión de diversas aptitudes para el cambio

Hay muchos mitos sobre qué es lo que realmente necesitamos para hacer un cambio de hábitos alimenticios y cuidar más nuestro cuerpo. La mayoría de las personas piensan que esto es un reto para el que debemos poner en marcha muchas aptitudes de nosotros mismos que creemos que no tenemos o que no somos capaces de ponerlas en práctica. En realidad, dichas aptitudes que se necesitan no son determinante para el cambio de hábitos, aunque si son influyentes. Veamos cuáles son estas aptitudes más en detalle:

Fuerza de voluntad: siempre se ha considerado que la fuerza de voluntad era fundamental para hacer un cambio en la alimentación y, si bien la voluntad nos ayuda a conseguir metas, no es necesariamente el pilar fundamental para hacer cambios, ya que la voluntad tiene fecha de caducidad y si no se la acompaña de motivación e ilusión, tampoco nos servirá de mucho dicha fuerza.

Motivación: por sí sola tampoco es un gran aliado, porque esta sensación se experimenta muchas veces de manera intermitente, hay días que nos encontramos más motivados que otros, y depender de ella sería apostar demasiado, teniendo en cuenta que habrá días que no tendremos ganas de alimentarnos de una manera más sana.

Control: respaldarse en el control en la alimentación como método para adoptar mejores hábitos alimenticios tampoco es la vía correcta por sí misma. La palabra “control” significa distintas cosas para cada persona: 

  • Para algun@s puede significar una manera de privarse o reprimirse de algunos alimentos.
  • Para otr@s puede significar gestionar metas que están en conflicto y, por lo tanto, exponerse en menor grado a estas situaciones que hacen experimentar frustración y emociones negativas.

El excesivo control puede llevar a generar más exigencias y más concentración y que puede desembocar en mayor descontrol.

Por lo tanto, la mejor opción es poder unir estas aptitudes para hacer un cambio de alimentación. Esta sería una manera para llegar al éxito, porque conseguir un equilibrio entre la fuerza de voluntad, la motivación y el control puede favorecer en alguna medida el logro de las metas. Pero lo que está realmente comprobado es que las personas que han llegado al éxito de una manera más cómoda y satisfactoria, son aquellas que han conseguido que la mayor fuerza sea la propia decisión interna, que implica una medida más profunda y más comprometida con un@ mism@ y desde una toma de conciencia sobre la alimentación, sobre la historia nutricional y  la relación con la comida. Además, implica un hondo trabajo  sobre el autocuidado y la conciencia de un@ mism@. Debemos llegar al punto de entender que todo está en nosotr@s mismos y que cuanto mayor sea el conocimiento propio más sencillo será el camino.

Bibliografía:

Fuerza de voluntad: https://www.aboutespanol.com/que-es-la-fuerza-de-voluntad-3973146. Consultado 06/03/2019

La mente es maravillosa: https://lamenteesmaravillosa.com/la-fuerza-de-voluntad/ Consultado 06/03/2019

+ Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter