Problemas en el proceso de germinación

¿Qué problemas puedes encontrar en el proceso de la germinación?

El proceso de germinación, es muy fácil solo hay que tener cuidados mínimos para que la semilla brote adecuadamente, sin embargo pueden aparecer algunos inconvenientes:

  • Deterioro del brote: el deterioro en la germinación puede deberse a semillas en mal estado, exceso de calor, inadecuada ventilación y/o enjuagues inconstantes.
  • Presencia de insectos: puede suceder que al poner las semillas en el frasco de cristal flote algún insecto, en este caso tendrás que eliminar el lote completo de semillas.
  • Semillas duras: puedes encontrar ocasionalmente alguna semilla que no ha germinado, estas son semillas duras que a veces tardan en germinar o no lo hacen nunca y no hay manera de identificarlas previo al remojo.
  • Temperatura: la temperatura del entorno afecta a la germinación, si la temperatura del exterior aumenta también aumentará la del interior, es importante cambiar de lugar donde la temperatura sea más adecuada o colocar un ventilador para hacer circular el aire, también es muy probable que tenga que enjuagar más de 2 veces al día las semillas.
  • Agua: otro factor que puede ocasionar el deterioro de la germinación es el agua sucia, por eso es muy importante que el agua que se utilice sea apta, además es importante respetar la cantidad de enjuagues al día que necesita la semilla, ya que  un exceso o escasez de los mismos no permitirá una germinación óptima.
  • Ventilación: una ventilación inadecuada puede contribuir al deterioro de los germinados, normalmente se encuentra en la parte superior del frasco, si el resto de los brotes no están deteriorados retira lo que están en mal estado, lava el resto del brotes en buen estado y continúa con el proceso de germinación.
+ Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter