Cómo reducir el contenido de arsénico en el arroz

El arsénico es un compuesto químico que proviene de la naturaleza, del suelo, las rocas, de las erupciones volcánicas, minas contaminadas, etc. y se transfiere a las aguas subterráneas.

Hay dos tipos de arsénico el orgánico y el inorgánico, el de tipo inorgánico es  considerado tóxico y puede provocar daños en la salud (cáncer) siempre que haya una exposición alta y prolongada de dicho compuesto.

¿Qué alimentos contienen arsénico?

El arsénico llega a los alimentos a través de la absorción de la tierra y del agua (granos, frutas, verduras, etc.).

Los alimentos que contienen arsénico son:

  • El arroz, debido a que absorbe más agua, esté contiene un alto contenido de arsénico en todas sus variedades (integral, blanco, basmati, grano largo o corto).
  • Productos derivados del arroz (tortitas de arroz, jarabe de arroz).
  • Otros alimentos que contienen arsénico en menor cantidad son los cereales, pescados, mariscos, carnes, aves, lácteos y agua.
¿Cómo reducir el contenido de arsénico en el arroz?

Remojar el arroz la noche anterior 6 partes de agua con 1 parte de arroz, luego lavar y enjuagar el arroz hasta que el agua salga transparente.

-Otra opción es cocinar el arroz en 6 partes de agua con 1 parte de arroz. Al parecer dicha forma de preparar el arroz puede reducir el valor nutricional como las vitaminas del complejo B.

Consumir arroz dentro de una alimentación saludable.

¿Es seguro consumir arroz?

Por ahora la Comisión Europea ha establecido unos límites en el contenido de arsénico inorgánico en productos elaborados con arroz. Además si el consumo de  arroz o derivados se hace en un plan saludable, es decir que lo consumimos 2 a 3 veces por la semana y se tienen en cuenta las formas de preparación como el remojo o la cocción en grandes cantidades de agua, podemos estar tranquilos que no pone en peligro nuestra salud.

 

+ Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter